Una colección para princesas

Los diamantes parecen ir mano a mano con las historias sobre princesas. Cuando vemos fotos de anillos y aretes con diamantes, inmediatamente pensamos en la realeza.  Tal vez hay algo de cierto en esto, ya que una de las colecciones privadas más bella de joyas con piedras preciosas, pertenece a una verdadera princesa, la princesa Diana.

Aretes con diamantesSus obras fueron consideradas extravagantes, elegantes, sofisticadas y  al mismo tiempo sencillas.  Uno de sus aretes más famosos  eran aquellos con zafiros y diamantes que caían en forma de racimo. La princesa Diana fue fotografiada varias veces luciendo estos aretes, ya que eran sus favoritos. La piedra principal era el zafiro, el cual estaba rodeado por diez diamantes redondos.

Una de las piezas que se considera como la más bella de todos los tiempos, es la gargantilla deco de la princesa Diana. La gargantilla de diamantes en forma de esmeralda fue un regalo de la Reina Isabel. Diana lo llevaba en numerosas ocasiones, luciéndola como una cinta alrededor de su cuello.

Otra pieza que vale la pena mencionar es la gargantilla de zafiros y diamantes. Esta pieza, que originalmente fue un broche, fue rediseñado a petición de Diana, convirtiéndolo en un collar de una belleza impresionante.

Uno de los regalos e boda más memorable, lo recibió Diana del príncipe heredero de Arabia Saudita. Diana recibió un paquete que incluía un collar de zafiros y diamantes, con un reloj que hacia juego  y aretes de diamantes. La princesa llevaba estas piezas en muchas ocasiones y finalmente, se utilizaron las piedras para crear nuevas piezas de joyería.

La colección de joyas de la princesa no estaría completa sin incluir en ellas las diademas. Una de las más famosas fue la que lucio el día de su boda. Esta diadema perteneció a la familia Spencer desde 1919 y fue usada en muchas ocasiones especiales durante el tiempo que fue la princesa de Gales.

Otra  diadema que sobresale es la llamada “El nudo del amante de Cambridge”. Esta pieza estaba constituida por perlas que colgaban de 19 diamantes y entre cada diamante había un nudo. Esta diadema fue hecha en el año de 1913 y la reina Isabel se la dio a la princesa como regalo de bodas en 1981.  Después del divorcio de la princesa y el príncipe, ésta volvió a la reina Isabel.

La princesa tenía una joya preferida, que era una pulsera con mucho significado para ella.  Esta pulsera  la recibió como regalo del príncipe Carlos.  Durante los diez años de matrimonio, Diana añadió detalles a su pulsera, como por ejemplo la letra “H” y la letra “W”, las iniciales de los nombres de sus dos hijos. También  agrego un par de zapatos de ballet, una raqueta de tenis y una gorra de polo, que eran sus deportes favoritos.

Bookmark and Share

Acerca de admin

Tengo interés en diamantes.
Esta entrada fue publicada en Anillo de Compromiso 2016 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.